cabecera3

PSOE y Ahora Guadalajara denuncian un nuevo “golpe de mano” del PP para manejar a su antojo el Consorcio de Bomberos

En Guadalajara, a 6 de julio de 2017

El presidente de la Diputación se atribuye a sí mismo el 70% de la representatividad en la toma de decisiones

Los portavoces del Grupo Socialista y de Ahora Guadalajara, Julio García y Francisco Riaño, respectivamente, han calificado de “tropelía y golpe de mano” las decisiones que está tomando el Equipo de Gobierno del PP en la Diputación de Guadalajara en relación con los consorcios provinciales de Bomberos y de Residuos. En una comparecencia conjunta, se han referido en concreto a los nuevos Estatutos del Consorcio de Bomberos, aprobados ayer de manera unilateral por los representantes del PP, que no solo priva a los municipios de voz y voto en el órgano de gobierno, sino que también vacía de contenido la representación de los grupos políticos que forman parte de la Corporación provincial.

Para ello, el presidente de la Diputación, José Manuel Latre, se ha atribuido a sí mismo un voto ponderado del 72% en un órgano de gobierno compuesto por 12 miembros designados por los grupos políticos: cuatro del PP, cuatro del PSOE, uno de Ahora Guadalajara y otro de Ciudadanos, además del presidente y el vicepresidente, ambos también del PP.

“Es una burla manifiesta. Solo cuenta el presidente para tomar decisiones. Los representantes de los grupos políticos no pintamos nada. Esto es muy grave y no vamos a pasar por ahí. Si el presidente cree que él solo es suficiente para tener mayoría absoluta, los vocales del PSOE le vamos a decir que se convoque él solo y acuda él solo a las reuniones. No vamos a ser comparsas de nadie y vamos a recurrir hasta donde sea necesario para evitar este atropello”, ha asegurado el portavoz socialista.

¿Por qué se atribuye Latre concretamente el 72%? Según los Estatutos anteriores a los que el PP aprobó ayer, la Asamblea General estaba formada por todos los ayuntamientos consorciados y por la propia Diputación, cada uno con voto ponderado en función de su aportación al presupuesto. Así, en 2016, la Diputación aportó el 72% del presupuesto y ese fue el peso que tuvo en la toma de decisiones. Sin embargo, ni en ningún acuerdo de Pleno ni en los nuevos Estatutos aparece por ningún sitio la ponderación del voto, sino que la representatividad en el órgano de gobierno se corresponde con la distribución del Pleno de la propia Diputación. 

Pero ocurre que al desaparecer la representación de Ciudadanos por el caso de transfuguismo protagonizado por su diputada provincial, Yolanda Ramírez, el PP pierde cualquier opción de tener mayoría absoluta. Por tanto, para asegurarse también el control en esta nueva situación, Latre rescata el voto ponderado y se atribuye en exclusiva la representación de la Diputación, mientras que a los vocales designados por los grupos políticos les atribuye la parte que correspondía a los municipios.

“Se quitaron de en medio a los pueblos y ahora quieren hacerlo con los otros partidos políticos. Así es cómo las gasta el PP cuando se trata de conseguir una mayoría absoluta que no tiene. En la Diputación lo hicieron comprando la voluntad de una diputada tránsfuga, y ahora seis personas designadas por el PP han modificado unos estatutos que fueron aprobados por los 288 ayuntamientos de la provincia”, ha denunciado García.

En todo caso, ha recordado que la disolución de la Asamblea General integrada por los ayuntamientos está recurrida ante los tribunales. “Lo que ocurre es que el PP ha querido pisar el acelerador y no esperar la resolución judicial sobre el fondo. Es una huida hacia adelante sin respetar la autonomía de los municipios, ni tampoco la legalidad”, ha asegurado.

Retroceso democrático

Por su parte, el portavoz de Ahora Guadalajara, Francisco Riaño, ha coincidido en señalar que “la barbaridad que cometió y que sigue cometiendo el PP va en contra de cualquier razonamiento lógico, democrático y, en nuestra opinión, incluso legal”. Según ha explicado, la interpretación estricta de la ley por parte del Equipo de Gobierno de la Diputación de Guadalajara para echar a los representantes municipales de la Asamblea General no coincide con la que han hecho el resto de diputaciones de Castilla-La Mancha. “Es una vergüenza y un retroceso democrático, que arrebata de una tacada la autonomía municipal y la legitimidad de un órgano democrático, como era la asamblea de los municipios, para sustituirlo por una partitocracia absolutamente ilegítima”, ha lamentado.

Ante esta situación generada de manera unilateral por el Gobierno de la Diputación, Ahora Guadalajara esperaba que una fuerza política que se decía de regeneración democrática, como Ciudadanos, no permitiera con su voto a favor o con su abstención que se consumase este despropósito. “Lamentablemente, no fue así”, ha matizado Riaño. “Siendo en ese momento la señora Ramírez no se posicionó en contra, cuando aún representaba al partido Ciudadanos, menos lo esperamos ahora, ya que  no creemos que vaya a morder la mano que le da de comer”.

Para finalizar, ha recordado que “desde Ahora Guadalajara no reconocemos este órgano tal cual se ha constituido, que habrá que esperar a la resolución judicial sobre este particular, y mientras tanto, ni reconocemos sus decisiones ni participamos de sus reuniones hasta que no se constituya conforme a Derecho”.

 

CAMPAÑAS

Twitter