cabecera3

UN TRÁNSFUGA DEL PSOE GOBIERNA CON EL APOYO DEL PP

 

El Grupo Municipal Socialista de Loranca de Tajuña se descompone tras la expulsión del alcalde y la dimisión de otro concejal, dejando un gobierno de facto del PP.

Guadalajara 6 de febrero 2018

El pasado 30 de mayo el Grupo Municipal Socialista registra en el Ayuntamiento un escrito informando de la expulsión del alcalde Enrique Calvo Montero. Sin embargo no se da cuenta al pleno hasta el pasado 30 de noviembre, 6 meses después.

En las elecciones de 2015 AHORA LORANCA, siendo la fuerza política más votada, no consiguió formar gobierno gracias a un acuerdo entre el PSOE y el PP que dio la alcaldía a Enrique Calvo Montero, quien se presentó como independiente por la lista del PSOE.

Pronto se empezaron a ver las desavenencias y los conflictos entre ambos partidos haciéndose explícito en el pleno del pasado mes de marzo, donde se dio cuenta de un decreto de alcaldía que retiraba las competencias del entonces Teniente Alcalde y concejal de Economía y Hacienda, Obras y Urbanismo, Servicios Múltiples, Medio Ambiente y Agricultura Rafael Pérez González, a quien el alcalde expulsaría, también, de la Junta de Gobierno, órgano de dirección de la Corporación, puesto que sería suplido por el segundo concejal del PP, siendo en la actualidad los dos concejales del PP los que tienen competencias delegadas.

La reacción del Grupo Municipal Socialista fue expulsar al alcalde de su grupo pasando este a la condición de no adscrito, hecho que contó con la aprobación por unanimidad de su agrupación municipal y que quedó registrada el 30 de mayo en la secretaría del Ayuntamiento. Sin embargo, en los plenos ordinarios de junio y septiembre no se dio conocimiento de tal escrito.

El grupo municipal de AHORA LORANCA supo de esta expulsión a principios de septiembre tras conversaciones con los dos concejales del PSOE. Tras preguntar en el Ayuntamiento por los motivos por los que no se informó al pleno, no obtuvimos una respuesta motivada al respecto, y constatando la inacción del gobierno municipal, seguramente interesada para evitar cambios en el mismo, nos vimos avocados a convocar un pleno extraordinario para dar cuenta del hecho junto con los dos concejales del grupo municipal socialista.

El 25 de octubre solicitamos un pleno extraordinario que debía ser convocado por el Presidente de la Corporación municipal, esto es, por el alcalde, en los siguientes 15 días hábiles. Pero el alcalde no llegó a convocarlo. Finalmente, el pleno se celebró 25 días hábiles después, por obligado cumplimiento según la Ley de Bases de Régimen Local, habiendo pasado más de un mes tras el registro de la solicitud.

Para entonces, un nuevo acontecimiento enturbió más aún la situación si cabe, conociendo que el concejal del grupo municipal socialista Jesús Guervós Fonseca había dejado su acta. Los motivos: personales.

La situación actual es un gobierno de facto del PP en Loranca de Tajuña, la tercera fuerza política que resultó tras las elecciones de 2015 (obteniendo dos concejales de un total de nueve), con un alcalde no adscrito acusado de transfuguismo, que ya no representa a la candidatura por la cual se presentó.

Las concejalas y el concejal de AHORA LORANCA hemos tenido que vivir este cúmulo de despropósitos, no sin perplejidad y asombro, y preocupadas por las consecuencias que están acarreando estos enfrentamientos, con un ayuntamiento centrado en conflictos internos más que en los intereses mayoritarios del pueblo de Loranca de Tajuña, un Ayuntamiento que ha obviado el mandato dado en las urnas por las vecinas y los vecinos cuando votaron mayoritariamente candidaturas de progreso, un equipo de gobierno totalmente ausente del consistorio, demostrando su incapacidad para gobernar y generando más desconfianza de las vecinas y vecinos hacia las instituciones públicas.

CAMPAÑAS

Twitter